El Internet de las cosas

Internet de las Cosas

El concepto del Internet de las cosas o IoT, es una vanguardista idea que desde su concepción en 1999 ha generado una gran determinación por investigar y desarrollar exponencialmente este planteamiento. La finalidad de esta propuesta, consiste en la masiva interconexión digital de objetos de la vida cotidiana a internet, es decir, como su lema lo enuncia “Conectar el mundo entero”.

Actualmente IoT ha demostrado ser sin duda una posible senda al futuro inmediato, esto en gran medida al considerable trabajo investigativo que se ha proporcionado a esta área. Hoy por hoy, es posible encontrar una gran variedad de prototipos inteligentes, desde electrodomésticos, ropa (Wearables), indumentaria hasta muebles, transportes y entretenimiento. Según la revista Forbes® para el año 2014 tan solo el 1% de los objetos del mundo están conectados, aun así, según Cisco y su estimador de conexiones, para 2020 habrá 50000 millones de conexiones, esto se traduce al 6% de objetos; teniendo en cuenta que para ese momento cada vez que se conecte un nuevo objeto, el número ascenderá a 50000 millones más, ya que cada elemento conectado puede conectarse e interactuar con el resto de los objetos. Es por ello que grandes corporaciones y nuevos emprendedores, buscan estudiar e implementar este innovador concepto, el cual progresivamente está cambiando la forma de ver y vivir la vida. Es el ejemplo de Intel®, la reconocida multinacional dedicó su penúltimo Intel Developer Forum enteramente al internet de las cosas; allí nuevos prodigios de la tecnología presentaron innovadoras ideas en el ámbito de los Wearables, indumentaria deportiva, industria e instrumentos musicales por decir algunos conceptos.

El actual esquema investigativo e industrial, busca mejorar considerablemente el concepto de IoT, esto por medio de las emergentes tecnologías en el ámbito de las comunicaciones. El panorama actual, prevé el inminente ascenso de la tecnología 5G a un formato estandarizado, así como la actualización del protocolo de internet (de IPV4 a IPV6) lo cual asegurará que cada persona en el mundo posea al menos una dirección IP.

Imaginar un mundo donde el refrigerador se abastezca automáticamente, o la ropa que se usa diariamente evalué el estado físico del individuo, escenarios sin duda solo apreciables en medios de entrenamiento. Hoy en día, conforme la industria y la academia se mueven, dicho contexto futurista se manifestará poco a poco en nuestras vidas. Este prometedor concepto, buscará a futuro, mejorar y enriquecer la vida cotidiana a partir del análisis y manipulación de datos.

Contenido Relacionado

Deja tu comentario

Top
Share via